arbolarbolarbol
Buscador

Eventos Recientes

<<  Noviembre 2017  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  3  4  5
  6  7  8  9101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Noticias Editorial
Indice del artículo
Noticias Editorial
Tradiciones culturales y derechos de NNA
Combatiendo el tráfico de niños, niñas y adolescentes
De la mujer al niño: sujetos invisibles en la sociedad
Fundación, Magdalena
Conferencia Internacional CPC
Normas Mínimas para la Protección de la Infancia en la Acción Humanitaria
Adopción: ¿medida principal y por excelencia?
Homenaje al Profesor Carlos Tejeiro
Entrevista con la revista Semana
Todas las páginas

Combatiendo el tráfico de niños, niñas y adolescentes

Aunque el tráfico de menores de edad es una práctica que se viene desarrollando desde hace mucho tiempo, el pasado mes de octubre fueron constantes las noticias acerca de redes de explotación sexual de niños, niñas y adolescentes (NNA, en adelante). A lo largo del mes, se descubrieron y desarticularon redes localizadas en diferentes regiones del país, pero el escándalo estalló cuando una reina de belleza de Cartagena se vio implicada en la red nacional más grande. “Ninguna de estas redes tenía relaciones entre ellas, son todas pequeñas, flexibles, sin grandes cabecillas, lo que dificulta detectarlas. Pero todas compartían modus operandi similares. En Cartagena, la banda era presuntamente liderada por la exaspirante a reina popular Kelly Johana Suárez. Esta morena despampanante de tan solo 18 años atraía a muchas jóvenes a través de su agencia Stage Models Caribe con la promesa de lanzarlas al estrellato. Una clásica modalidad de engaño” (Semana, 2014).

La operación que llevó a que la red más grande fuera desarticulada estuvo liderada por agentes de la Policía Nacional y por un ex agente de la CIA, Timothy Ballard, quien es el fundador de la ONG Underground Railroad (OUR), dedicada a combatir la pedofilia. Los miembros de la ONG se hacen pasar por turistas clientes de estas redes, para armar operativos y de esta manera atrapar a los delincuentes. En el caso de las Islas del Rosario, Ballard negoció con los traficantes durante meses para finalmente organizar una gran fiesta, la cual parecía una piñata para una niña, con el fin de que nadie sospechara la llegada de tantos menores de edad. La casa en la que se realizó dicha fiesta fue adecuada con cámaras y micrófonos para recolectar evidencia, mientras que afuera estaban escondidos agentes del CTI. Con una señal, entraron todos los agentes, hicieron que se lanzaran al piso y arrestaron a los presuntos implicados, incluyendo a los agentes encubiertos.

Con esta noticia, salen a la luz los principios básicos de la doctrina de protección integral, mostrando cómo funcionan en la práctica y dando una idea de lo que le hace falta a la sociedad para que funcionen efectivamente. Con la pedofilia se vulneran derechos de los NNA, entre los cuales se encuentran, el derecho a la vida –que comprende el derecho a la calidad de vida y a un ambiente sano–, el derecho a la integridad personal, los derechos de protección consagrados en el artículo 20 del Código de la Infancia y la Adolescencia, el derecho a la libertad y seguridad personal, muy probablemente el derecho a tener una familia y no ser separado de ella, derecho a la salud, el derecho a la intimidad, entre otros. Así mismo, se ven vulneradas las libertades fundamentales, consagradas como derechos fundamentales en la Constitución Política de Colombia y como derechos especiales de los NNA en el artículo 37 del mismo Código. 

Por esta razón, es esencial que la sociedad, la familia y el Estado cumplan con sus respectivas obligaciones alrededor de la infancia y la adolescencia, para evitar que más NNA caigan en estas redes, apoyen los esfuerzos de desarticulación y que no se involucren en el tráfico de menores de edad. Los tres actores deben proceder conforme al principio de corresponsabilidad, que fue lo que sucedió con el operativo descrito previamente. “Así es como Colombia se convirtió en un líder en la lucha contra la pedofilia y a principios de noviembre se convertirá en el primer país latinoamericano en entrar al Virtual Global Taskforce, una especie de Interpol contra los crímenes sexuales virtuales. Pero este combate tiene que ir mucho más allá, pues depende de toda la sociedad que Colombia no se convierta en un paraíso de sexo infantil” (Semana, 2014).

Adicionalmente, se debe tener siempre presente el interés superior de los NNA. Se podría llegar a cuestionar la forma en que fue desarrollado el operativo teniendo en consideración el impacto que pudo haber generado en los niños que se encontraban presentes en la fiesta. Para saber esto, se debe tener como norte el principio del interés superior, para realizar un juicio de proporcionalidad y determinar qué tan lesivo es realmente, teniendo en cuenta los beneficios obtenidos con desarticular una red de tráfico y explotación infantiles. Aquí pues, es necesario analizar uno por uno los criterios desarrollados por la Corte Constitucional (sentencia T-510 de 2003), los cuales son: (i) garantía del desarrollo integral del menor; (ii) garantía de las condiciones para el pleno ejercicio de los derechos fundamentales del menor; (iii) protección del menor frente a riesgos prohibidos; (iv) equilibrio con los derechos de los padres; (v) provisión de un ambiente familiar apto para el desarrollo del menor, y (vi) necesidad de razones poderosas que justifiquen la intervención del Estado en las relaciones paterno/materno – filiales. Cabe aclarar que cada uno de estos elementos debe ser analizado teniendo en cuenta el contexto en el que se desarrolla la intervención del Estado.



 

Cátedra por la Infancia y la Adolecencia - Facultad de Derecho
Universidad de los Andes - Carrera 1 # 18 A - 70, Bloque RGC (Bogotá, Colombia)
Teléfonos:571- 3324536 - Fax: (571) 3324535 E-mail: catciroa@uniandes.edu.co

Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.

© 2009 Todos los derechos reservados